INICIO

Icono de la arquitectura de Costa Rica

Esta obra de la arquitectura de Costa rica fue construida en San Jose, inicialmente, por la familia Gurdián Agüero, como una residencia con las características del tipo de las viviendas urbanas edificadas a principio de siglo XX en barrio Amón.

En los años sesentas, la señora Mireya Gurdián Agüero, hija de los dueños originales, gesta la idea de modificar la fachada por una con aires neogóticos. En realidad el producto final resultó una interpretación arquitectónica “sui generis”. La modificación de la fachada se tradujo en cambios sustanciales de la casa original. Es así que en esta vivienda, encontramos acabados con muchos estilos de diferentes épocas; es decir, un estilo ecléctico en cierta forma, pero más que todo, podemos pensar en un estilo “mestizado”.

Su idea, fue a partir de sus posibilidades, construir una obra urbana para embellecer San José.

Abandonada por 11 años  este icono de l’arquitectura de Costa Rica fur rescatada y restaurada por l’arquitecto interiorista, Jean Marc Steylemans, y la pintora Nathalie Robin.

sala de los espejos

Cieloraso salon de los espejos